Las etiquetas revelan la calidad de un producto, aprende a leerlas

Apagar el piloto automático y elegir un estilo de vida consciente, nos invita a estar más presentes en nuestro sentir, pensar y actuar, una de las claves para disfrutar momentos de armonía, felicidad y bienestar para nosotros, nuestra familia y el planeta.
Sabemos que, en este sentido, el autocuidado y el cuidado de nuestros seres queridos, toma cada vez más importancia. Por años, hemos dejado de prestar atención a los ingredientes que a diario aplicamos en nuestra cuerpo, olvidando que la piel es un gran órgano que absorbe con facilidad sustancias, que de inmediato pasan al torrente sanguíneo.

Como dato curioso te contamos que, a través del uso de productos cosméticos, una persona puede llegar a absorber cerca de 15 kilos de ingredientes en 60 años.
Por esta razón, hoy queremos recomendarte un nuevo hábito a la hora de elegir tus productos de belleza y cuidado personal: elige fórmulas 100% naturales y tómate un par de minutos para leer las etiquetas y observar sus ingredientes, ellas son la mejor garantía de calidad.

Antes de hablarte de sustancias favorables para la salud, te contamos que todas ellas aparecen en las etiquetas, en INCI, una nomenclatura internacional estandarizada (en inglés y español) que además de ser obligatoria para productos naturales y químicos, ofrece al usuario información esencial sobre su elaboración. Según el porcentaje, los ingredientes deben aparecer de mayor a menor; los que aparecen primero son los de mayor concentración. Aprender a leer las etiquetas y tomarte el tiempo de hacerlo, se reflejará en la salud de tu piel puesto que así sabrás exactamente qué estás aplicando y qué tan beneficioso resulta ese ingrediente para tu piel.

Para guiarte en este proceso, te sugerimos elegir ingredientes de origen natural y evitar compuestos químicos que pueden ser perjudiciales para tu salud.

  • Reemplaza el uso frecuente de geles desinfectantes, al que nos hemos acostumbrado en los últimos años, lavándote las manos con agua y jabón; cuando salgas de casa, lleva contigo una mezcla de aceite de semilla de uva con unas gotas de aceites esenciales de Lavanda y Tea tree. De esta manera, evitas el uso excesivo de una mezcla de sustancias derivadas del alcohol y agentes antibacterianos que suelen irritar y resecar la epidermis.
  • Elige para tu piel los Aceites Esenciales que además de un aroma relajante, aportan a tu salud física y emocional. EVITA los “parfums”, fragancias y colorantes sintéticos; detrás de ellos se esconden los Ftalatos, que ingresan a gran velocidad al organismo y pueden generar problemas respiratorios o alergias, sin aportar a la eficacia de los cosméticos.
  • Libérate del aluminio, usado en antitranspirantes y sus sales, dan consistencia y espesor a los productos cosméticos; son sustancias bastante abrasivas que pueden deshidratar e irritar el cuero cabelludo y, en general, la piel. La mejor alternativa son las fórmulas ecológicas elaboradas a base de aceites esenciales, 100% saludables y amigables con el medio ambiente.
  • Los aceites vegetales, los mismos que usamos para las ensaladas, son amables con nuestra piel y con el planeta. Con ellos, reemplazamos en la cosmética natural, el uso de aceites minerales, vaselinas y parafinas, derivados petroquímicos, no renovables, difíciles de procesar por nuestro organismo.
    La mejor recomendación la escuché hace años de un amigo, “si encuentras una palabra difícil de leer o entender, no es un ingrediente saludable ni amigable, mejor evítalo”.

Conoce fórmulas amigables con tu salud, la de tu familia y el planeta y explora uno a uno los ingredientes de nuestros productos en https://organikbyaguadulce.com/home/

BUSCAR

Buscar

¡SIGAMOS CONECTADOS!

Suscríbete para recibir nuestro boletín, 10 % de descuento en tu primera compra, para mantenerte informado con nuestros lanzamientos, consejos, eventos y mucho más.